Acampada Agres 2018 Juniors Nuestra Señora de Loreto Xabia

Un año más, los niños y jóvenes del Juniors se adentraron a una aventura de cinco días, en la que esta vez descubrieron las virtudes, tanto cardinales como teologales. Todo sucedió en el maravilloso entorno de la granja escuela Riera de Agres (Alicante).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después de la eucaristía de envío que tuvo lugar en la parroquia y en la que fueron
acompañados por sus familias, cuarenta miembros de nuestro centro, emprendieron el
viaje en autobús destino a Agres.
En las instalaciones, para sorpresa de todos, se encontraron esos días rodeados de
gallinas, perros, gatos, burros, ocas y mucho campo. Tras acomodarse y reponer fuerzas
nos explicaron las normas de ese fantástico lugar, y de que manera debían que tratar a
los animales que vivían en libertad.
Eran las 16:30h cuando los Juniors se encontraron a una joven, llamada Farfalla, la
cual, pertenecía al Circo de las Mariposas, y se había perdido durante el trayecto.
Después de ver como se podía quedar con ellos, a la joven, se le ocurrió que les podría
compensar de una forma maravillosa. Con ese talento que ella tenía, que en el circo,
hace que los niños y niñas viajen a lugares increíbles, montando dragones, recorriendo
oscuros valles y surcan domares embravecidos, y a los mayores que vuelvan a su
infancia, viajando a lo más profundo de su imaginación y reviviendo tantas aventuras.
Farfalla desconoció que era ese talento que había recibido al nacer, pero con el tiempo
fue trabajando y trabajando cada vez más, leyendo y leyendo sin parar, hasta conseguir
dibujar y recrear aquello que estaba narrando. Era su virtud más valiosa, la que le
caracteriza y quería compartirlo con ellos. A los niños y a los jóvenes, les pareció una
gran idea y permitieron que se quedase. Farfalla, les dijo a los Juniors, que antes de
escuchar estas historias, tenían que pasar por una seria de pruebas médicas, y los niños
y los jóvenes que están siempre preparados para todo, las pasaron sin problemas.
Ese mismo día Farfalla contó el primer cuento, el cual trataba la fortaleza, después de
contarles esta historia, los niños y jóvenes, hicieron una serie de juegos para trabajar la
fuerza de voluntad, la resistencia, la perseverancia, el valor, la constancia, la
laboriosidad, la disciplina, el orden y la confianza en uno mismo.
En la oración de la noche, como en todas las noches de la acampada, profundizaron
sobre la caridad, la virtud que es la raíz de todas las demás virtudes.
Al día siguiente, después de ser despertados por los gallos y realizar la gimnasia
matutina, trataron la virtud esperanza en la oración de la mañana.
En el juego de la mañana Farfalla, les contó una historia sobre la justicia. Acto
seguido, los niños y jóvenes, tuvieron que superar diversas pruebas y buscar unas
tarjetas, en las que encontrarían diferentes citas bíblicas, la ley Juniors, los cuatro
principios de Vida Juniors y dos fragmentos de su oración. Que luego en la reflexión
profundizaron y vieron como la espiritualidad Juniors les ayuda a vivir mejor la virtud
de la justicia.
Por la tarde realizaron un Cine Forum con la película de "Babe, el cerdito valiente".
En el que los niños y jóvenes, siguieron profundizando sobre la virtud de la justicia y
también la importancia de la amabilidad.
Después de una buena ducha, celebraron su primera eucaristía en Agres, en esta
celebración, Don Fernando, les hablo de la fe.

Al caer la noche y disfrutar de una deliciosa cena. Fueron protagonistas de un
concurso de lo más divertido, el antiguo programa de televisión, Furooor!!! Fue un
momento de alegría y risas, en la que demostraron sus dotes de canto, entre otras cosas.
El día acabo con la oración de la noche.
Al llegar al ecuador de la acampada, Después de la oración y el desayuno. Los niños
y jóvenes hicieron un taller, que consistió en construir un caleidoscopio.
Por la tarde, Farfalla nos contó un cuento, en el que nos habló sobre la importancia
de ser prudentes. Al terminar se enfrentaron a un importante reto, mediante pistas, que
encontrarían en la Biblia, tenían que encontrar la combinación correcta para poder salir
de la sala donde estaban, siendo muy prudentes y pacientes.
Después de una buena ducha, fueron al encuentro de Jesús, que les esperaba en la
Eucaristía.
Tras la cenar los niños y jóvenes vivieron una experiencia llena de misterio, un
juego, muy esperado y demandado cada año por los niños y jóvenes. La famosa noche
de miedo.
Al terminar esta intensa actividad, los Juniors se calmaron y entraron en la oración,
para profundizar, un poco más sobre la virtud de la caridad.
El sábado por la mañana, al despertarse, los Juniors amanecieron con un día bastante
gris. Esto no les iba a parar, se vistieron, hicieron una gimnasia exprés y fueron a la
oración a encontrarse con su mejor amigo.
Por la mañana esta prevista una excursión, pero debido a la lluvia el desplazamiento
que debía hacerse pie, fue en coche, rumbo al Santuario de la Virgen del Castillo.
Donde celebraron la Eucaristía. En aquel histórico lugar, los niños y jóvenes
descubrieron la historia de la venerada Virgen del Castillo. Además de visitar algunos
lugares del pueblo, antes de regresar a la granja escuela.
Por la tarde, jugaron al atrapa la bandera. Antes de ello, la fantástica Farfalla, les
contó el cuento del día, esta vez sobre la templanza. El juego consistía en buscar unos
trozos de frases, sin ser pillados por el otro equipo y llevarlos al mural de su campo. Los
equipos tenían que atacar al otro equipo y defender su campo, todo esto sin caer en
algunas de las tentaciones que encontraban por la zona de batalla. Si caían más de una
vez eran eliminados.
Después de la última cena de la acampada Juniors Agres 2018, tuvo lugar la noche
de fiesta. Que comenzó con la oración de la noche. A continuación se realiza la
tradicional velada de juegos, con algunas bromas para los más novatos. Y para acabar la
noche, lo hicieron a ritmo de buena música para bailar y disfrutar, en la disco móvil que
los educadores prepararon para ellos.
Llegó el último día de acampada y tras la oración matutina, Farfalla les comunicó que
debía irse, que ya sabia donde estaban sus compañeros del Circo de las Mariposas. Pero
antes nos ayudo a profundizar sobre el árbol de las virtudes que habíamos hecho
florecer durante los días anteriores días. Una vez terminada la conclusión, sólo quedaba
recogerlo todo, emprender el viaje de vuelta y esperar la acampada Juniors 2019.
Aunque antes a nuestros Juniors les quedan muchas aventuras por vivir.